Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

martes, 22 de julio de 2014

Miedo.

Sentir que ya estuvimos acá, sentir que es una zona conocida. Comenzamos a sospechar que anduvimos en círculos, que nunca avanzamos, que volvemos siempre a cero.Ya conozco este lugar, ya estuve acá, ya pasé por ese árbol 20 veces. Conozco este lugar, a estuve aca, en el miedo, siempre creyendo que los círculos se iban a terminar, siempre con una batalla interna, siempre con una parte de mi diciendo que de nuevo estamos caminando en círculos, y otra parte diciendo que esta vez no, que dejamos de caminar en círulos y que ahora si vamos a avanzar.
Ya esuve aca, en el miedo. Ya salí, ya volví a entrar, lo dejé ganar y le aposté otra vez. No estoy sola, el miedo me acompaña, corre en círculos conmigo, se adelanta unos pasos y se esconde tras algun arbusto para sorprenderme, y logra hacerlo, dejandome sin aliento, por adelantada. El miedo me acompaña, y me arruina, es como una droga, soy adicta a tener miedo, a paralizarme, a apurarme por temor, a fracasar por miedo a fracasar, a no apostar por miedo a perder, pero arriesgarlo todo en la ultima vuelta, cuando la derrota ya es sabida, dando manotazos de ahogado, intentando salvarme, por no querer hundirme una vez mas.