Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

martes, 22 de abril de 2014

Ansias

Me preguntan varias veces si estoy nerviosa, y desconfian cuando respondo que no. Es cierto, no estoy nerviosa, estoy ansiosa, apurada, no se. La operación llega (si no hay imprevistos)  en poco mas de 24 horas, en un día y medio, y yo solo pienso en que no voy a estar segura hasta que me esten anestesiando. Es que mi obra social no se caracteriza por ser la mejor, ni la mas eficiente, pero a pesar de ciertas vueltas que me dieron, no puedo quejarme, o no puedo quejarme mucho.
No tengo miedo, no estoy asustada. Nunca me operaron de nada, mas que un tratamiento de conducto, y ahora esta llegando. Temía mas que todo a la anestesia, a no despertarme, a morirme y no enterarme, pero  ya nisiquiera eso. Ahora mi mayor temor es que haya otro imprevisto, demoras, aplazos.
Esta operación no tiene ningun tipo de cargo, la obra social me reconoce todo, pero a pesar de no tener cargo, tendrá un costo para mi. Prometí donaciones, y prometí que si me opero el dia pactado, la mitad de mi pelo dejará de ser violeta. Voy a envejecer de golpe, voy a adultecerme, y todo por una mentoplastia que estaba deseando desde hace mas de 6 años y que finalmente parece estar golpeando a mi puerta, o mas bien respondiendo a mi llamado.
Quizás en mi próxima entrada les escriba una persona con mentón. Eso espero, una persona con mentón y feliz por los resultados.