Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

viernes, 12 de abril de 2013

Todo se movió.

Me descargué. Dije cosas que estaban muy guardadas y así di vuelta la pagina. Al hacerlo me encontré de nuevo con el sujeto que me mantuvo ocupada el año pasado, lo encontré de nuevo intentando acercarse a mi, de nuevo buscándome, y yo de nuevo cayendo sin caer.
Paradojicamente recuerdo que el punto final a esa historia lo puse el 13/1, mientras hablaba con Dario en un Mc Donalds luego de ver Les Luthiers, misma fecha que me llevó a preguntarme que quería hacer, y que convirtió un par de palabras en un mar de confusiones que estalló hace solo unos días. Hablaba con Darío sobre nuestra (en ese entonces) actualidad, y me daba cuenta que esa historia debía ser sepultada, cerrada, más de lo que yo ya la creía, y fue así como viéndome en la mirada de mi ex mas importante, pronuncié un "No quiero saber mas nada con Juan", frase que Dario retrucó con un "por cuanto tiempo", y a la que yo respondí  "No, nunca mas, no quiero". Y ahora, después de una conversación liberadora con Darío, es Juan quien me vuelve a buscar, quien juega con mi situación y con la suya propia. Sería de idiotas entrar en este juego. Eso implica que lo voy a jugar.
No me provoca lo mismo que antes, no siento esa revolución cuando sé que está por llegar, pero aún así me atrae la idea de pensar que el juego empieza otra vez, aunque sé que ya no será tan divertido, que ahora hay cosas que me seducen mas.




No vuelvas. No vuelvas sin razón. Yo estaré a un millón de años luz... ♫♪

No hay comentarios: