Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

sábado, 19 de octubre de 2013

12:51 The strokes

Recién a la edad de 24 años, 3 meses y 14 días me di cuenta de cómo cambia mi mundo en ese lapso previo a menstruar, o a "la regla" (como hace poco escuche por primera vez decirle, a alguien que no fuera español o de centro américa). Es increíble la inestabilidad emocional en esta fecha. Imaginenme sacando a golpes enérgicos de cuchillo el hielo que se forma en el freezer Literal, eso estaba haciendo hace un rato mientras pensaba que de "tooooooodo" lo que hay en casa puedo comer. La puta respuesta siempre termina siendo milanesa (pollo/carne/soja/pronto de gato cuando ya no me dejen ninguna de las anteriores opciones). Estoy harta de comer milanesas, estoy harta de eta horario maldito, de llegar a l casa a esta hora en la que ponerse a cocinar es una total locura.
Es extraño, me parece fuera de lugar preparar una cena a la 1 de la mañana, pero no me pareció fuera de lugar tomar ron con citrus un domingo a las 17 hs en casa de alguien. Quizás lo único fuera de lugar sea yo misma. Esta noche de viernes se me pasó entre romper el hielo del freezer, buscar a una tal Belén Rodriguez que nunca encontré (Si estas leyendo Belén dejame una forma de contactarte y contarte lo que me preguntabas) y querer sacar el dosificador de la botella de vodka que acabo de terminar, lo cual terminó en una cocina llena de pedacitos de plástico y una botella sin dosificador, pero también sin pico y sin forma de volver a ser cerrada..
Es increible que con 24 años sepa tan poco de mi misma. Estoy a 5000 km/h, digo mil palabras por segundo, algo no anda bien.

martes, 3 de septiembre de 2013

Crisis en los ojos

No me puedo dormir. Me paseo por la casa con la netbook, los auriculares puestos, el celular en un bolsillo, los cigarrillos en una mano, el cenicero en la otra. Doy vueltas, pienso en círculos, el eterno retorno se burla de mi una vez mas, y termino sentada contra la pared que dos años atrás me hacía de respaldo mientras hablaba por teléfono mil horas sentada sobre un almohadón.
No es posible que sea la única persona capaz de eso, o quizás si, es posible porque de hecho es, pero no es fácil asumir que en 24 años de mi vida él tenga la capacidad de hacerme enojar conmigo misma, y hacerlo reiteradas veces. Capacidad que nadie tuvo antes, ni Dario, ni Alejandro, nadie. En dos años y medio de absolutamente nada siempre tuvo esa capacidad, y me enojo más aún por no poder quitársela.
¿Cómo puede alguien que solo te gusta ser capaz de enfrentarte con vos misma? Lo único que le agradezco en este momento es darme esta herramienta para escribir, era lo que me faltaba para finalizar este día de limpieza,  de liberación, de desarme de esta bomba caótica que tengo adentro. Quizás luego del último punto de esta entrada pueda matar esta crisis. No, esto último no va a pasar, esta crisis no se desenlaza aún. Quizás solo tengo la suerte en mio contra cuando se trata de él, o quizás en todo, pero en esta parte más.
Hace frío, estoy sentada en el piso y con la espalda contra una pared fría. Un cigarrillo, dos, tres; y el teléfono que hace días no me muestra tu foto. Creo que soy la viva imagen del patetismo, lo encarno y lo hago mío al sentir frío y no moverme. 24 años y sigo acá. Las mismas paredes, los mismos sentimientos de toda la vida, pero madurados por la edad y los desengaños.
Si Alejandro estuviera acá me miraría con esa cara que indicaba que me estaba equivocando una vez más, que de nuevo no tengo idea de lo que hago ni de porqué lo hago. Esa cara me serviría hoy, esa cara y un consejo, o mas bien una instrucción para seguir al pié de la letra, porque los consejos nunca los sigo, me representan opiniones y solo me parecen correctos cuando se asemejan a lo que quiero hacer. Eso tampoco lo puedo cambiar. Siento que necesito escribir mil cosas mas, pero la tinta de mi alma esta terminada, no me quedan cosas que decir o no me quedan formas de decirlas.
Nunca le dí una etiqueta en este blog por orgullo, por no demostrarle que tenía un lugar, por jugar a la mala de la película, por no dejarle de forma implícita un mensaje que dijera HOLA VOS. Nunca le dí una etiqueta porque conocía este blog, quizás aún lo conozca, pero mi mente asume que lo olvidó y que no mededicaría el tiempo que conlleva entrar a leerme. Nunca le dí una etiqueta, hasta hoy, que tras mi crisis consiguió tener en este espacio un nombre. Hoy aparece su propia etiqueta.
Caballeros, con ustedes... el huracán.

miércoles, 26 de junio de 2013

No surprises

Voy en el colectivo, mitad de semana, una rutina horrible que lleva casi año y medio. El sol me pega en la cara, pero no me molesta.
El trabajo es una mierda, siempre lo fue, pero ahora ya estoy agotada. Lo único que me hace reír en el viaje es el viejito del borda, que siempre esta parado en la puerta lleno de cosas de cotillón, como si fuera un árbol de navidad. En el fondo creo que el es feliz parándose ahí diariamente a saludar. Quizás un día pregunte su historia, xq (aunque me haga sonreír) me provoca angustia o algo similar, aunque creo que eso no es provocado por el, sino por el paisaje a su alrededor.
Me fui a la mierda, ¿Donde estaba? Ah, si, en que mi trabajo es una mierda. Tengo esta rutina, de casa al trabajo, del trabajo a casa, algunas veces con escala en algún bar. Una vida bastante tranquila, la vida modelo que cuenta Rodrigo Martin, "Vos podes ser libre, vos podes ser dominado..." Creo que la aclaración es innecesaria pero aquí va: estoy en el segundo grupo, cada día tengo menos dudas sobre eso, una vida tranquila, "With no alarms and no surprises", la banda de sonido de mi vida esta cambiando totalmente. La aplicación de blogger para android me borró todo, tuve que apelar a mi memoria y reescribirlo, ya está no es lo mismo, perdí el hilo de lo que quería decir, y no puedo parar de repetir que el trabajo es una mierda. Ya entré a la matrix, como solemos decir, por ende me olvido de seguir escribiendo. Repito una vez mas: ESTE LABURO ES UNA MIERDA.
El resto ahí. El amor? Bien, gracias.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Personaje Desconocido, Extraño Ser.

Llevo meses llamando a Peter Pan, tratando cada día que el oiga mis pensamientos, que lea mi mente a la distancia, otra vez. Llevo un mes dándolo por muerto, o creyendo que (en el mejor de los casos) se fue a la montaña como siempre quiso.
No responde, creo que tenemos apagada la telepatía. Algo se dañó, lo necesito y no me escucha, o lo qe es peor, me escucha pero es él quien me necesita más, y no se como llegar a el. Aparece todo el tiempo en mensajes subliminales, pero nunca lo suficiente, no tanto como lo necesito. Me urge una lección, un abrazo, un consejo de esos que jamas puedo seguir.
Te estoy llamando Alejandro Saudan, no se porque no escuchas, no me quedan vías, incluso estoy procesando tu muerte aún cando nadie me avisó. Te estoy considerando muerto porque agoté todas las formas que conozco de llamarte y no respondes a mi mente como siempre hiciste, ni apareces en mi puerta de la nada, solo para decirme 'Hola'. Te llamé hasta con lagrimas, queriendo convencerme de que solo estas en ese viaje que querías hacer. Si lees esto, si  llego a publicarlo, buscame. Mi numero es el mismo, mi casa también...

Si quieres encontrarme, ya sabes dónde estoy... Vivo en el número siete, calle Melancolía...

viernes, 12 de abril de 2013

Mala suerte y desgracias infectarán tu patética alma...

Empiezo aclarándote Aixa Cervetto que esta no es la entrada que estas esperando leer, creo que la que está abajo puede ser más parecida a lo que estas buscando... ahora si, sigo.

Voy a descargarme del siguiente modo:
LAPUTAMADREQUEMEPARIOOOOOHIJOSDEPUTANEGROSDEFERIACONCHUDOS!! NO PUEDE SER QUE ME SALGAN LAS COSAS TAN MAL..TAN !
 Creo que es momento de ir a alguna especie de "desengualichadora" o lo que carajo sea, yo no puedo tener TANTA mala suerte, really !
Hay un encuentro que se pospone desde el 16/03. Primero me hice esperar una semana porque realmente se me dificultaba, hasta que di el paso. No podía, estaba complicado de laburo.
Una semana después recibo un mensaje de texto, el cual al momento de responderlo, yo ya estaba lejos, no podía volver. Quedamos en ver que onda al día siguiente. Le escribí, lo leyó una hora después  yo nuevamente ya estaba en casa, lejos.
Posponer todo nuevamente por una semana, que luego de aclarados algunos puntos, se reduce a menos días.
Día del encuentro... otra vez complicado, otra vez cancelamos, otra vez no coincidimos, y de nuevo toda esta puta mala leche.

No es puntualmente el hecho de no verlo a él, aunque no niego que eso también me moleste bastante, sé que en una semana voy a verlo tocar, y esa fecha es fija (toco madera, no sea cosa que cancelen el show ahora, con la suerte que tengo), pero me da bronca tener yo tanta mala suerte, me da bronca esto de la emoción hasta ultimo momento y la imposibilidad repentina que me viene persiguiendo hace ya un tiempo.
Él dice que las cosas pasan por algo, yo digo que tiene razón, que me pasan porque estoy meada por una manada de rinocerontes.

La suerte va a cambiar, hace cuanto no ganas? ♫♪

Todo se movió.

Me descargué. Dije cosas que estaban muy guardadas y así di vuelta la pagina. Al hacerlo me encontré de nuevo con el sujeto que me mantuvo ocupada el año pasado, lo encontré de nuevo intentando acercarse a mi, de nuevo buscándome, y yo de nuevo cayendo sin caer.
Paradojicamente recuerdo que el punto final a esa historia lo puse el 13/1, mientras hablaba con Dario en un Mc Donalds luego de ver Les Luthiers, misma fecha que me llevó a preguntarme que quería hacer, y que convirtió un par de palabras en un mar de confusiones que estalló hace solo unos días. Hablaba con Darío sobre nuestra (en ese entonces) actualidad, y me daba cuenta que esa historia debía ser sepultada, cerrada, más de lo que yo ya la creía, y fue así como viéndome en la mirada de mi ex mas importante, pronuncié un "No quiero saber mas nada con Juan", frase que Dario retrucó con un "por cuanto tiempo", y a la que yo respondí  "No, nunca mas, no quiero". Y ahora, después de una conversación liberadora con Darío, es Juan quien me vuelve a buscar, quien juega con mi situación y con la suya propia. Sería de idiotas entrar en este juego. Eso implica que lo voy a jugar.
No me provoca lo mismo que antes, no siento esa revolución cuando sé que está por llegar, pero aún así me atrae la idea de pensar que el juego empieza otra vez, aunque sé que ya no será tan divertido, que ahora hay cosas que me seducen mas.




No vuelvas. No vuelvas sin razón. Yo estaré a un millón de años luz... ♫♪

lunes, 1 de abril de 2013

Explosión de un domingo que parece uno de esos sábado que parecen domingos...

No quiero sentir que desperdicio mi vida en un concierto. Alguien acaba de decir que los últimos diez años de su vida fueron como estar en un concierto, en el que cada tanto alguien te convida algo y te lo tomas o te lo fumas. Entonces así pasas todo el concierto hasta que te das cuenta que la banda que fuiste a ver ni siquiera te gustaba, y que si al menos hubieras elegido estar en el concierto de una banda que te gustara, seria menos horrible.
Así me siento, llevo tres años en el concierto de una banda de mierda, no se ni el nombre porque suena tan horrible que ni me molesto en preguntar, y como sé que no me gusta, en vez de irme de ese concierto, lo dejo seguir, y me distraigo en otra cosa, dejo que el concierto siga conmigo ahí. Debería irme, salir, pero no, dejo que la banda siga tocando, sigo perdiendo el tiempo teniendo de fondo para mi vida una banda de sonido horripilante.
No se que carajo me pasa, llevo el ultimo mes llorando como idiota tres veces por semana, amargándome por lo que no me gusta de esta vida de mierda que estoy llevando, pero sin hacer nada por ir hacia lo que si quiero en mi vida, en cualquier aspecto.
Quisiera que esto terminara, que dejemos de hacer esto, de un modo u otro. Siento que me tengo que mover de acá  y salir del agujero en el que me quedé clavada hace tres años. Tengo que moverme y avanzar, con o sin él, lo tengo claro, pero también tengo claro que quiero irme de este concierto con él, y esa es la peor parte de esta historia.
Lo veo entre la gente, nos cruzamos de a ratos, pero hay tanta gente alrededor que siempre lo pierdo, nos perdemos, y no quiero esto por el resto de mi vida, no quiero que tres años se conviertan en 5 ni en 10, no quiero pasar tanto tiempo escuchando una banda de mierda. Quiero agarrarlo de la mano y salir de este puto recital en el que estoy, pero algo me grita que de este lugar me voy a ir sola, que solo me falta tomar la decisión...


 Dudo que me des otra oportunidad, lo hecho, hecho está; nada va a cambiar. Nada va a cambiar. Te escuché gritar, te escuché llorar, tantas madrugadas... No puedo más. Te pido un favor, desde donde estés no me dejes, no me sueltes, puedo enloquecer... ♫♪

lunes, 25 de marzo de 2013

Hábitos

Se termina otra semana. Pasó el finde, se acabó el domingo. Otro de esos días en los que digo que voy a acostarme temprano, y al final son las 5 de la mañana y sigo acá.Otro de esos domingos en los que me digo que la dieta la empiezo mañana, y despues la dieta me dura dos horas por día, porque no puedo llevarla adelante. Despues me quejo, despues me detesto.
Me veo y me odio. Hubo una vez en que el talle 24 me quedaba grande, una vez en la que me sentí comoda dentro de ese cuerpo. Una vez en la que no me quejé. Extraño el 48, ese que no veo hace casi tres años, ese que ví por última vez cuando estaba mal y mi estómago permanecía cerrado, y pedirle que comiera era llenarlo en vano. Extraño tantas cosas de esa parte de mi.
Debería estar durmiendo, pero no tengo sueño, no puedo dormir. Despues no puedo contra estas actitudes de mierda, no puedo contra mi, ni contra esa voz que me dice que siga durmiendo cuando suena el despertador para subirme a la escaladora.
Sociedad de mierda, estereotipos de mierda, talles de mierda, autoestima de mierda. Me sorprende no sr bulimica ni anorexica, pero mas aún me sorprende la poca fuerza de voluntad con la quecargo

jueves, 21 de marzo de 2013

TLW, inocencia, mierda, y un viaje

Último cigarrillo de un atado que por culpa de la alergia me duró mas de la cuenta, bien. ¿Bien? Una semana de mierda, el trabajo una mierda, mi cabeza una mierda, mis costumbres una mierda, mis vicios una mierda. Soy una mierda? No, pero igual hago todo mal.
Me habla y no lo soporto,lo puteo por boludo, pero me veo tan reflejada que me siento una mierda y le respondo, porque sé lo que es esperar respuestas que no llegan, sé lo que es esperar.
De fondo Radiohead, con True Love Waits, y me pregunto REALLY WAITS? Atrás, en mi nuca aparece Alejandro en forma de escalofrío, como diciéndome algo en una canción que empieza a sonar, gritando "El gran pecado es haber querido destruir simplemente tu inocencia... INOCENCiA !". No se que quiere decir ese recuerdo repentino. Aconsejame Saudan, dame uno de esos consejos de mierda que no me van a servir para nada pero que me hacen sentir que donde estés me cuidas, tanto como yo intenté cuidarte mientras creía que te amaba, sin tener idea de de lo que era el amor. "-Me vas a querer siempre? -Si, vos? -No se.".
Vuelvo en círculos.  Mi cigarrillo se acabó, el 2013 empezó, el blog sigue acá  siguen los amigos que quiero tener, y al igual que mi cigarrillo, me fumo esta vida también, la vida y el tiempo. Y al final me doy cuenta que jamás me moví. Soy como ese personaje de Francella que estaba en escala de grises, quedado en el tiempo, aca, ahí. Mi cabeza no se arregla, nunca se va a arreglar, soy esto, soy eso.
"If someone said three years from now..." . Ya tres años? Casi. En esto se convirtieron unos "10 días" , en esto se convirtieron, y en esto me convirtieron a mi. Mejor? Peor? No se, esto.
2013, brindé más de una vez para que fuera mi año, y me olvidé de la numerología, ya no creo en los 13, para bien ni para mal, perdí la fe en tantas cosas que ya no puedo confiar ni en mí, no confíes vos tampoco, no se quien soy. Encuentrenme y enfrentenme conmigo misma.
Si Lacuna INC existiera.. Nos borrariamos? Si nos borraramos, nos volveriamos a enamorar de nosotras alguna vez?
Hubiera congelado el tiempo, pero no te lo dije y no se porqué. No me arrepiento, preferí disfrutarlo, tengo todo grabado en la memoria, apreciado. Me escapo acá, y disparo flechas invisibles, que jamás te van a llegar, porque las disparo desde este escondite. Sabes donde estoy?
Tucuman y Deheza, creo que me quedé ahí desde ese día, y recién ahora me doy cuenta..

La puta madre, ahora quiero comer algodón de azúcar. ¿Donde estoy? ¿Cómo carajo llegué aca?

Protect me from what I want...

(Acá tenes Aixa Cervetto, se que querías leer algo así. El otro blog no dice nombres, pero cuenta las mismas cosas con otras palabras)

martes, 26 de febrero de 2013

Bipolaridades y retornos

No me reconozco, no me acuerdo como se lidiaba con esta versión de mi. Una casi bipolaridad sacude mi cabeza, y todo lo que soy.
Me enojé. Mi mamá volvió a hablar de mis defectos como si hablara de una remera que se manda a arreglar y listo. ¿Mi respuesta? Un cachetazo. Creo que se lastimó con sus dientes y quizás hasta haya sangrado un poco. Me arrepentí después, aunque no lo suficiente como para pedir perdón.
 Vi cosas que no me sirven, lloré por sentirme una idiota y sonreí como idiota dos minutos después con una foto que vi en twitter.
No me acuerdo de esta parte de mi. No me acuerdo o evito recordar. Me acuerdo. La conozco, me conozco y esto es una mierda. Me acuerdo de cosas que esta Ludmila me hizo perder, y me pongo peor. Esta versión de mi sufría mucho menos, fue la forra, la que nada sentía, la que huía contrarreloj, que no respondía. Fue casi como si hubiera invocado esos tiempos, pensé mucho en esa personalidad, recordé que no lloraba, creo que nada le hacía mal, o tal vez todo tiempo pasado fue mejor realmente, y estoy pasando nuevo muchas cosas por alto.
Soy otra vez esa. De nuevo soy la que huye, o la que quiere correr pero no sabe despegar los pies. De nuevo busco excusas arañando las paredes, de nuevo voy a perder más de una oportunidad, y lo peor es que esta vez voy a ser consciente de cada pérdida, no como antes, que el tiempo me traía el arrepentimiento cuando ya era tarde. Ahora se lo que voy a perder, y me odio por no poder cambiarlo, por saber que mañana al verlo voy a querer correr, que voy a estar ahí en cuerpo pero no en alma, que voy a ser de nuevo una gélida presencia, y que despuésde irme no voy a responder, esa es la parte de correr lejos, el momento del "no sos vos, soy yo", y mientras corra voy a mirar hacia atras, viendo lo que pierdo, y lamentándome mientras lo dejo ahí. Me voy a arrepentir mañana, pasado, y dentro de un mes, y me voy a arrepentir todas y cada una de las veces que vea que podría haber salido bien, que podría sonreir, pero que en vez de probar decidí escaparme otra vez.

lunes, 4 de febrero de 2013

Dominguicidio

Empecé terapia, no como quería, pero terapia al fin. La obra social me derivó a un grupo porque aparentemente no estoy tan loca, o quieren ahorrar gastos, o no se. Whatever.
No hice hasta ahora grandes descubrimientos, aunque se aclararon un poco más cosas que ya me temía. Estuve hablando de mi última pseudorelación, y la psicóloga le puso la etiqueta más acertada que pudo, "simplemente estoy pasando el tiempo". Calculo que sufro para acordarme que estoy viva, la vida si problemas es matar el tiempo a lo bobo, dicen por ahí  y es cierto. Mis últimas historias fueron como leídas en una sala de espera, en una espera eterna, pero me compenetré mucho con cada uno de esos cuentos. Construyo sobre arena, donde nada nunca es firme, donde al final todo se destruye. Los últimos dos años o más me encaminé a historias destinadas al fracaso, siempre sabiendo de antemano que no tenía buenos frutos.
Entonces... ¿Qué carajo estoy haciendo? Estoy en una puta sala de espera, leyendo un libro de mierda, con historias cortas, las cuales me atrapan y las vivo en carne propia. ¿Por qué? Porque mi historia no se cerró.
La psicóloga dice que el amor no es sin lo inconsciente, que no se puede calcular ni prever, y al final es cierto. Cuantas veces intenté a conciencia empezar de nuevo? ¿Cuantas veces volví a construir? No lo sé. No lo sé porque dudo de todo lo que hice en mi vida, de todo menos de una cosa. Dudo de cada histeria en la cual me obligué contra mi propia voluntad a sufrir, dudo de casi todo lo que alguna vez en mi vida sentí o creí que sentía. De todo menos de una cosa. 
Enero fue un mes totalmente revuelto, incluso me convertí en el oído predilecto del mismo forro que meses atrás me quitaba el sueño, ese que abarcó mi año casi por completo, el que me dio la dosis de dolor que necesitaba, la dosis de problemas que le hacen a uno darse cuenta de que esta vivo y que el tiempo no se queda quieto nunca.

domingo, 6 de enero de 2013

Historial del fracaso

No esta bien ir ciegamente a relaciones que desde el momento cero están destinadas al fracaso, y hundirte en ellas esperando que no fracasen.
Un pibe totalmente enamorado de otra. Un supuesto bisexual que con cada comentario que hace parece mas gay. Un ex compañero de primaria que a los 21 años se pelea con la única novia que tuvo en su vida con la que estuvo 6 años. Tu primer jefe que se cambio el nombre y dice que dormir es una perdida de tiempo, por eso solo toma siestas sentado en una silla, y cuya socia es la única mujer que amo en su vida, que fue su novia varios años. Un pendeviejo de 30 años con una hija, que todavia esta tras el sueño de la banda de rock. Un pibe de tu edad que tiene las inseguridades de un nene de 12. Un forro que le hace a todas el mismo juego. Un adicto a los videojuegos que no puede parar ni para ir a buscarte a la parada del colectivo. Un pibe de 17 años cuando vos tenes 23. Cualquier boludo que toca la guitarra. El feo que es tan simpático que hasta se enancha a otra. El de la recepción de abajo de tu trabajo que se llama igual que tu ex jefe y se te hizo el copado pero resulta que tenia novia...
Y así puedo seguir, nombrando puntos oscuros de mi vida, gente que desde el HOLA ya tenia un cartel de peligro en la frente.
Qué es lo que me impulsa a seguir nadando contra la corriente siempre, en cada caso, ante cada uno de estos borradores de hombre, ante estos seres que lejos esta de lo que quiero para mi? Que me hace pensar que las advertencias no son ciertas? Hay un limite marcado, y se encuentra al principio, aún así traspaso la linea y lo supero cada dia mas, logrando así que cada paso sea peor....