Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

martes, 29 de noviembre de 2011

Dejar de empujar

-Vamos mañana a Chascomús?
Esa fue la frase final, la última antes de que decidiera dejar de empujar la puerta que Sebastián trataba de abrir, esa fue la frase con la cual lo dejé entrar una vez mas, o la frase con la que volví a entrar como caballo. Acepté, quizás con algunas dudas, o quizás no, pero el hecho es que acepté y volví a prestarme al juego, y horas después estaba subiéndome a su auto, cebando mate para todos, como siempre fue, como siempre fui. Es preciso decir que las cosas no fueron diferentes a las veces anteriores, que nada cambió, que actuamos igual que todas y cada una de las veces en que volvimos a ser nosotros, pero a su vez algo cambió, yo, yo cambié. 
Supongo que 30 horas seguidas viéndonos, teniéndonos, ayudaron a recordar lo bien que nos llevamos, lo casi imposible que es hacer que nos pongamos a discutir. Me siento una pelotuda entrando acá y nombrando siempre gente nueva, cantidad de personas que no duran, que no se quedan; vos siempre estas, aunque cuelgues o desaparezcas, o aunque yo desaparezca, siempre estas acá, es casi como si hubiéramos firmado un contrato. Años de confianza es lo que acumulamos, es como nuestra garantía, sabiendo siempre que el otro está, aún cuando a veces intento no estar, sin saber porqué, sin entender que es lo que pretendo evitar; y cada vez que volvemos a nosotros, es como si nunca nos hubiéramos ido. no digo que es amor, no creo que lo sea, mi mente grita que no puede decidir, que no sabe si es algo más fuerte que eso, mas puro todavía, o si no es más que un capricho; lo único cierto es que todo esto es que vos pareces tener todo mucho más claro que yo: "yo se que te despejas con migo y yo con vos así que mientras nos hagamos bien yo creo que esta bueno".
Decidí que es un buen momento para no actuar como siempre, para no ser la misma que siempre intenté ser con vos, dicen que  para alcanzar algo que nunca tuviste, es necesario hacer algo que nunca hiciste.  Quizás sea hora de preguntarme a mi misma que es lo que quiero alcanzar...