Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

martes, 7 de junio de 2011

Quizás volví

¿Por cuanto tiempo podes mostrar ser alguien que no sos antes de que tu verdadero yo quiera darse a conocer? ¿Cuantas veces podés controlar tus impulsos por el simple hecho de no mostrar tu vulnerabilidad? ¿Durante cuanto tiempo te acompañara esa personalidad falsa antes de que desistas y abandones tu plan o te rindas ante ella convirtiendola en tu nuevo yo?
No soy esa persona fria que ahora ves, que ahora ven. Nunca fuí esta persona que hoy no demuestra nada. El tiempo, las heridas, el dolor, la impotencia, me obligaron a formar un muro. Un muro que marque hasta donde pueden los otros acercarse a mi, un muro que separase el lugar que es mio, del lugar donde los demas pueden estar. Pero los muros no siempre son útiles, los muros separan, dividen, alejan. Tengo un muro mal construido, que me aleja de los demás, tengo una pared que esconde mi verdadero yo donde nadie debe verlo. Hay ante mi un muro que no sé cuando construí, que no se si quise construir.
En el fondo sigo siendo esa persona que alguna vez presenté. Esa que se entregó a Alejandro, esa que hizo todo por ayudar a Coco, esa que tuvo la capacidad de enamorar a Darío, esa que una vez se presentó ante Kevin dispuesta a olvidar el pasado, esa que se equivocó en su proceder con Carlos. Sigo siendo esa persona, esa chica, esa mujer. Creo que siempre seré esa persona frágil, aunque ahora no lo muestre, aunque nadie lo note. Esa parte de mi siempre va a existir, y siempre va a luchar para salir. Hoy estamos batiendonos a duelo, yo hago lo posible por esconderla y protegernos a ambas, mientras ella hace lo imposible por dejar que los demás noten que esta ahí escondida, con la esperanza de que alguna vez alguien realmente vea que ella es mas grande que yo, que ella en su fragilidad es mas fuerte, mientras que yo fingiendo dureza, puedo quebrarme con mayor facilidad.