Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

viernes, 27 de mayo de 2011

De lo que me pasó aquella vez

Al salir de tu casa, me siento mas liviana, rara sensación.
Creo que es porque el corazón se me quedó ahí,
enredado en tus sabanas...
Y si querés lo paso a buscar, y si querés nos podemos quedar...
Enredados en tus sabanas...

(Seguro la señora que limpia -la misma que le avisó que no se dejan las botellas en el freezer- ya sacudió las sábanas, ya las llevaron veinte veces a lavar, y algún otro corazón volvió a perderse en la cama del Momio, despues de todo ya pasó un tiempo, fueron dos meses ayer. No voy a recuperar el pedacito que quedó ahí, pero es un regalo para él, por haberme devuelto la ilusión, sin saberlo ni aprovecharlo)
PD: No fué apropósito la fecha, me di cuenta recien que ayer fueron dos meses...