Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

miércoles, 18 de mayo de 2011

De cuando supe que a esta altura no podía borrar sus huellas

Eeeh, tenía un poco abandonado el blog, practicamente no tenía inspiración, de hecho tampoco la tengo pero quiero contar esto:
Se acuerdan que "Existía alguien"? Bueno, nada, no existe, no sé que me hice flashear a mi misma, pero no. Lo que quiero contar en realidad es que ese alguien no existe porque nunca dejó de existir otra persona. Hoy, mucho tiempo despues, sigo insistiendo en que nunca dejé de ser "Momia". Hace días que vengo dandome cuenta que nunca me dejó de gustar esa pulga del rock, la primer persona con suficiente capacidad como para aislarme de la tristeza que me había provocado Dario, esa tristeza que me acompaño meses, hasta que un día, antes de poder reaccionar, ya estaba mirandolo a los ojos, a ese que tiempo antes había mirado de lejos, escondida pero sin disimulo, ese que corria de una punta a la otra de Lemon, ese que veía tan lejano, aún cuando pasaba a su lado, ese que un día sin que yo pudiera darme cuenta, estaba robando mi tiempo.
Y cuento esto porque el sábado al verlo volví a sentir todo eso que había estado en stand by, todo eso que creia que había perdido, porque en un momento pensé haber conocido a alguien que podía barrer eso, para terminar entendiendo que había creido conocer a alguien, que en realidad logró que me aferre mas a lo que me pasaba. Hace mas de 7 meses que soy "Momia" y que no quiero dejar de serlo, aunque ya debería haberme separado de ese rol hace rato, pero no conocí todavía la persona que me haga alejarme de el; no entró en mi vida (o no lo noté) aquel que pueda borrar de mi mente a esa pulga del rock, ni su risa, y mucho menos la sensación de su pelo entre mis dedos, que se hace más placentera si lo veo dormir...
En M.O.D (con Cindy), Donde lo vi y recordé todo lo que me provocaba...