Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

lunes, 7 de febrero de 2011

Me clavó su taco aguja ♪

La preferencia era clara; a la hora de comprar zapatos no importó cuan alto fuera Ezequiel en comparación conmigo, ni la altura normal de Maxi, fui directamente a la búsqueda de zapatos bajos, para no llevarle mucha altura a Kevin. Compraba en función de él... como si tuvieramos algo, como si tuviera que adaptarme a él. Aún teniendo un taco mínimo, noté el momento en que sus tobillos se esforzaban por alcanzarme, por permitir que nuestros labios se reencuentren. Lejos de reírme, tuve una sensación como de ternura, nada muy lógico.
Cierto día, cuando muchos bailes hicieron eco en mi sien, recordé quien era y qué me gustaba. Llegué a una zapatería y compré unos zapatos con el taco mas alto que mis pies pudieran soportar, como muestra del instante en que independicé de él, del momento en que recordé que antes de ser "Momia" ya era Ludmila. 10 centímetros de taco atrás, y adelante nada. No comprar en función de él me costó el estar caminando casi en puntas de pie, y aún a pesar de estar ahora a la altura de Ezequiel, mi preferencia no deja de ser clara, aún hoy, 10 centímetros mas arriba, sigo siendo Momia, sigo todavía esperandote. Wake me up ! 

(Escrito en "Futura Lt")