Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

martes, 3 de mayo de 2011


¿Para qué tengo este tatuaje? Para recordarme, para advertir. Lo hice para recordarme que no debía volver a abrir las puertas de mi corazón a nadie. Me tatue para advertir que el paso era imposible, para que nadie intente entrar. La advertencia es mas que clara, pero me fallé... incluso creo haberle abrierto las puertas a una de esas personas que tocan timbre solo para entretenerse un rato charlando en la puerta. Me fallé. Cumplo con todos menos conmigo misma. Me fallé y la traición a mi misma es lo que duele hoy.
Me prometí no creer, me prometí no querer. Yo que siempre odié la falta de cumplimiento de la palabra, me convertí en la persona que mas me falló.
"No supongas niña, la suposición es el principio del fracaso", dijo Alejandro mas de una vez. Ale que supo ser la persona de quien mas quise aprender, aquel que quise imitar, quien debió ser mi mentor, de no haber sido por mi imposibilidad de convertirme en alguien con su capa de frialdad. Perdón a vos también Ale, te fallé. Proyectaste en mí más de lo que era posible que yo lograse. No contaba con tu frialdad al pensar, ni tu inteligencia al actuar, y mucho menos con tu prudencia ante la posibilidad de sentir. Tu frase hace eco en mi cabeza, como un martillo, intentando ser puesta en práctica. Te fallé, me fallé. Supuse en exceso... fracasé.

(Se suponía que no escribiera sobre cosas importantes, ni mias, ni privadas, ni nada, por lo que ya dije antes, pero la verdad es que me importa todo muy poco, si tengo este blog es para descargarme y hablar de lo que se me canta, entonces, bueno, bienvenidas las chismosas, o lo que sea que sos -va para la que me me deja esos anonimos re copantes sobre la vida de él-)

4 comentarios:

Beel dijo...

Hace bastante que no hablamos ni nada y no quiero que estes mal. Que te chupe si alguien ve esto, esto sos vos.
Te quiero mucho mucho pony ♥

Dan dijo...

rrr me estás mostrando la teta (?)
Y bue, yo te dije, no qisiste estar conmigo y así te está yendo.. cosas qe pasan en el barrio fino :)

Seminare dijo...

Yo también vivo decepcionándome, aunque trato que mi cabeza acapare el pensamiento optimista en su totalidad, claro que está que a veces no se puede logra. Te sigo, espero que pases por el mío, un besote enorme!
http://sem-inare.blogspot.com

El Poeta Maldito dijo...

Una persona que se prohibe abrir su corazón es como una persona viva que quiere ser muerta. Para qué vivir entonces? Además es imposible de lograrlo y poco inteligente el intentar llevarlo a cabo.