Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Y cuando regresa el día...

...
Y cuando te vas, dejás algo en mí,
tu perfume fatal, tu fragancia mortal.
Nadie pertenece a nadie, todo lo que vemos es irreal,
como agua entre los dedos se nos escurre la vida.
Pero sé lo que siento, quiero que estes conmigo ahora,
no puedo ser tu dueña, solo quiero tenerte cerca.
Somos libres como el viento, y sería peligroso atraparte
...
Por favor no te vayas, todavía no aprendo a soltarte.
Sé que no puedo ser tu dueña...
Pero quiero tenerte...
Somos libres como el viento, y sería peligroso atraparte...
para siempre

No hay comentarios: