Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

jueves, 2 de septiembre de 2010

Cambios...

Me rehuso a los cambios, incluso en lugares que alguna vez fueron significativos en mi vida...
Me di cuenta de eso ayer por la tarde, Sebas pasó con un amigo a buscarme (SI, Sebas mi primer ex, Sebas mi amigo, y muy posiblemente, el hombro mas cómoda para apoyarse y llorar...). Bueno, como decía, pasó a buscarme porque todos estabamos aburridos, escuché el ruido del auto y me pareció raro, porque no habiamos arreglado nada, pero bueno, salí y nos fuimos a tomar mate.
No quiero irme por las ramas pero me es imposible, me cuelgo contando detalles. El punto es que cuando me traian de nuevo a casa pasamos por una esquina en la que en algún momento el y yo nos sentabamos a esperar el colectivo que me iba a separar de él para devolverme a "home fucking home". Al pasar por esa esquina vi fierros, estan poniendo una reja. ¿Una reja? No pueden poner una reja en esa esquina! Eso ahora ya no va a servir para sentarse, ya no va a ser la misma esquina en la que yo alguna vez esperé el 100...
Ok, soy una pelotuda, pueden decirlo, porque soy totalmente consciente de ello, no entiendo por qué los cambios me molestan tanto, y menos lo entiendo tratandosé de una esquina que hoy por hoy no me afecta en nada; pero soy así, le tomo afecto a todo, y le doy cierto valor sentimental a lo que sea y por mas mínimo que parezca...

Lulii~

1 comentario:

Yaamila Macareena dijo...

uno tiene que ir adaptandose al cambio, te recomiendo leer en mi blog "el continuo cambio" capaz te sirve de algo :)
un besito!