Pasean cada tanto por mi Planeta Infierno:

miércoles, 18 de agosto de 2010

Hace aproximadamente una hora iba por la calle caminando, y me crucé con un grupo de chicos que salían del colegio, ninguno tendría mas de 17 años. Al pasar por al lado de ellos se sintió un perfume, no lo conocía, pero era hermoso, fue ahí cuando me di cuenta realmente de cuantas ganas tengo de enamorarme. Ese perfume me hizo notar mi deseo de estar pendiente de alguien, noté que realmente quiero enamorarme de alguien, o minimamente de su perfume, tengo ganas de amar un aroma, ir por la calle y sentirlo en todos lados, y poder decir "Ese es el perfume que usa ÉL", y ahí sonreir con esa cara de estúpida que solemos tener cuando estamos enamoradas y todo es rosa. Ahora los 'obstaculos' vendrían a ser los siguientes, PRIMERO: No hay un "Alguien", SEGUNDO: No se si realmente quiero estar de novia tampoco, es decir, quiero estar enamorada de alguien, quiero que exista esa persona que con un mensaje me cambia el día, pero a su vez creo que no quiero cambiar esta vida, me siento bien saliendo con amigos, distrayendome haciendo todo lo que quiero en la medida de lo que puedo, entonces ahi es cuando noto que estoy en una encrucijada, pero por suerte (buena o mala) todavia no está ese alguien que me de a elegir entre una cosa u otra...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Toda la paja de acceder al blog, pero te firmo para decirte que me sentí muy identificada con lo que escribiste! Siempre con vos Lud!

Eri

alvarodrv dijo...

Suerte en tu encrucijada, estas cosas son así de complicadas, es cuestión de tiempo :)
un saldudo y gracias por tus palabras!